¡Llegó en día de zapatear a lo Moobahton!. Un estilo que no era el usual para un plan con mis amigos, pero qué les podemos decir, bien escogido. Llegamos temprano porque quisimos vivir la experiencia desde el inicio, sonada de fondo ‘Destination Calabria’ y las luces neón estaban siempre al mismo ritmo haciendo que, poco a poco, ya estuviésemos sumergidos en la fiesta. Dj j0ya, María Morena y José Mosquera comenzaron con sus beats y ya todos bailábamos.

Lo que no te cuentan cuando asistes a eventos como este es la euforia y la adrenalina que se vive. ‘’Aquí se vino a bailar’’, escuchamos en medio de la música, y justo ahí, Dj j0ya comenzó a tocar. Dave Nada, quien era nuestro Dj favorito estaba ahí, sin más, nos acercamos, fascinados y llenos de un poco de timidez, le hicimos la conversa, derrochaba una vibra muy buena onda, y ahí nos contó ‘’Es la segunda vez que toco en Quito y mis raíces son quiteñas, mis padres son de la capital pero yo nací en Washington’’. Entre risas y buenos beats, ya estábamos junto a Dave Nada, conversando sobre cómo se le había ocurrido este estilo Moombahton. Él, aunque no dejaba de hacer lo suyo y bailaba al ritmo de los Djs en tarima, nos confesaba que aproximadamente hace 10 años su primo se encontraba tocando Música Electrónica, mientras que él escuchaba Reggaeton y decidieron mezclar los dos géneros. ¡PLOP! se creó el fenómeno del subgénero musical llamado “Moombahton”.

Continuó la noche y mucha más gente iba llegando, cuando finalmente se prendió la fiesta tipo 11:30pm, la música se sentía que iba corriendo por las venas y mientras la mayoría cerraba los ojos solamente para vivir el presente, nosotros seguíamos admirando todo a nuestro alrededor, sí, ¡una experiencia súper diferente! Dieron las 12:00 y Dave Nada comenzó a tocar, se sintió como esa inyección de éxtasis que todos los presentes necesitábamos, el twerking se apropió del cuerpo de todos. Parecía que la noche nunca se iba a terminar. Baile, risas y mucha pasión. Dave fue el toque perfecto para cerrar una noche llena de buenos beats y adrenalina.